Cuando elegir tipografía cambia por completo la historia de una marca

xataka.com

typograpfhy

Desde la invención de la imprenta y los primeros tipos móviles hasta la digitalización de hoy en día, elegir la tipografía adecuada en cada momento se ha convertido en algo vital para transmitir nuestros mensajes. Una novela dramática no tendría la misma solemnidad escrita en Comic Sans MS y una aventura gráfica no tendría la misma potencia visual con una Times New Roman.

Cada tipografía fue diseñada para un contexto específico o, al menos, para unos usos más o menos prestablecidos. De ahí en adelante, la libertad de los diseñadores gráficos y profesionales de la publicidad ha hecho que algunas de ellas, sean reconocidas mundialmente por formar parte de las imágenes visuales corporativas de las empresas más importantes del mundo. Nos adentramos un poco más en el mundo de las tipografías y cómo su uso puede supones cambiar por completo un mensaje.

Cómo clasificar una tipografía

Como decía mi profesor de Diseño Gráfico en la universidad: “escoger una tipografía es como escoger una novia. Cuando ya tienes una y estás seguro, comienzas a ver que hay muchas más y no sabes si realmente has escogido bien”. Y es que hay tantas tipografías como diferentes contextos donde las podamos utilizar. Además, por si fuera poco, cada día se crean nuevas tipografías para nuevos usos por lo que una categorización pormenorizada es prácticamente imposible.

Pese a todo, desde el comienzo del uso de tipos móviles en imprentas antiguas, se ha hecho un esfuerzo por mantener clasificadas las tipografías dependiendo de una serie de variables. Lo que en un primer momento fueron clasificaciones dependiendo del estilo cultural y geográfico de las imprentas (llevando a clasificaciones por país y periodo histórico cuando fueron creadas); se fue llevando a un entorno más polarizado.

El auge y predominio del diseño gráfico digital ha llevado a una clasificación centrada en una serie de parámetros básicos fáciles de medir. Como el número de tipografías no hace más que aumentar, los expertos han ido estableciendo una serie de parámetros para medir y clasificar tipografías centrándose principalmente en el hecho o no de que tengan “serifa”.

¿Qué es la serifa?

La mejor forma de ver qué es una serifa es comparar dos tipografías como Helvética y Georgia. La primera de ellas, de palo seco, tiene una terminación recta sin apoyarse en los renglones (imaginarios o no) que tendría sobre la línea horizontal sobre la que se apoya. Una tipografía que transmiten un mensaje sencillo pero conciso y claro.

ea471214524371.56285929c0515

En el otro lado de la moneda tenemos la Georgia, con una terminación que en este caso si se apoya en el renglón, la línea horizontal donde se apoya. Las llamadas tipografías con serifa provienen de la clasificación romana y se dice, aunque no existen concluyentes al caso, que facilita la lectura ya que permite una concatenación de letras-palabras de forma más natural.

Desde luego, esta clasificación contiene muchas más pequeñas categorías puesto que las tipografías con serifa poseen múltiples tipos dependiendo del tipo de unión entre caracteres como la egipcia, romana o lapidaria. Además hay que tener en cuenta el resto de elementos tipográficos así como dónde (qué soporte) van a reproducirse esas tipografías: papel, pantalla, etc. Todas aquellas tipografías que no se encuentran entre las que poseen o no serifa, se incluyen en un cajón de sastre que engloba tipografías a mano (manuscritas), góticas,ornamentadas, monospace, etc.

Anuncios

AHORA PODRÁS DESENFOCAR PARTES ESPECÍFICAS DE TUS VIDEOS DE YOUTUBE

YouTube anunció su más reciente herramienta de edición para los usuarios que quieran desenfocar y difuminar objetos o partes específicas de sus videos sin importar que estos estén en movimiento.

En 2012, la compañía había integrado dentro de YouTube la funcionalidad de difuminar todos los rostros que aparecen en los videos si los usuarios así lo deseaban, una medida tomada para proteger el anonimato de los realizadores y las personas que aparecían en sus creaciones. Ahora esta característica evoluciona y desde ya podrás elegir zonas enteras que quieras difuminar.

YouTube reconocerá automáticamente todos los movimientos que este objeto haga en el cuadro, ya sea alejarse, cambiar de ubicación o salir por completo de escena, y ajustará la zona de desenfoque a estos comportamientos.

Para utilizarlo solo debes entrar a la sección de mejoras de tu video de YouTube y seleccionar ‘Efectos de desenfoque’ de las opciones de mejoras. Una vez allí, puedes elegir entre difuminar todas las caras en el video o utilizar el desenfoque personalizado; que te permitirá dibujar un cuadrado en la zona específica que quieres desaparecer.

Esta funcionalidad le permitirá a las personas, que no poseen conocimientos de edición de video, eliminar de sus archivos subidos información delicada que hayan grabado sin querer. Ya sea el contacto de sus familiares cercanos o importantes datos financieros.

Imagen: Google.

Fuente: Enter.co

4 razones por las que no le entiendes a la nuevas plataformas de social media

39e51932119927.5670087a757b3

Muchos hablan sobre cómo Snapchat está cambiando las reglas del marketing digital o de la efectividad de Vine o Periscope para las marcas, pero cuando te decides a implementar las nuevas plataformas en tus estrategias de comunicación te topas con que no les entiendes. Te decimos cuatro razones por las que pasa esto.


No se trata de likes
Las redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram convirtieron el Like en parte de la cultura digital. Cuando alguien publica algo espera likes y quienes lo ven muestran su aprobación con estrellas o corazones. En Snapchat no hay likes, se trata de crear, compartir y ver contenido, nada más.

Son 100 por ciento entretenimiento
Durante años recientes muchos han utilizado Twitter como herramienta de comunicación “seria”, algunos usuarios presumen que es lo mejor que le ha pasado al periodismo o las luchas sociales. Pero en Snapchat o Vine, al igual que con los gif animados, casi la totalidad del contenido es superficial o busca ganar la risa fácil. Aquí la excepción es Periscope, que ha funcionado para documentar problemas, aunque casi siempre con una calidad de imagen lamentable.

Tienen una narrativa distinta
En lugar de un post con una foto o un tweet con menos de 140 caracteres, las nuevas plataformas son muy visuales. Videos cortos, desde 1 a 15 segundos, en los que los usuarios cuentan algo interesante o completamente superfluo. Contar una historia en un Vine o hacer un story en Snapchat no es sencillo y requiere, primero que todo, olvidar las reglas de las otras redes sociales.

No tienes claro el target del servicio
Una de las principales características de la gran mayoría de los usuarios de las apps como Snapchat es que son adolescentes, no son millennials sino que forman parte de la generación Z. Como ocurre siempre, los jóvenes son “incomprendidos”, esto porque se comunican de forma distinta. Todo esto puede ser una limitante para quienes quieren utilizar las nuevas herramientas pero estas no son usadas por su target.

Fuente: Merca20

Infuse – Video Filters para iOS simple y efectiva

841dae10104079.560edcf0af56b

Moviéndonos en el mundo de la edición de vídeo, no podíamos dejar pasar la posibilidad de hablar hoy de Infuse, que acaba de sacar hace unos días su versión para iOS y que parte de coste gratuito en la App Store , aunque deja para luego la posibilidad de compras en el interior.
Es de destacar en el inicio que tenga una interfaz sencilla, lo cual es básico para que el usuario aficionado no se aburra por menús que no logre comprender.  A todos nos ha pasado en algunas ocasiones que nos encontramos con una app que seguro tiene posibilidades de desarrollo, pero que por desidia o falta de interés desinstalamos en el momento en el que se nos vuelve cuesta arriba su entendimiento.
En cuanto al funcionamiento, no dispone de ninguna novedad extraña, ya que lo mismo se pueden ir escogiendo los vídeos que previamente has realizado con el terminal o también grabarlos directamente desde la app.
De esta forma te va a ser posible incorporar filtros, establecer controles de color y de exposición, y editar tu proyecto de acuerdo a unos preajustes definidos con anterioridad. No cabe duda tampoco, que la app te va a facilitar la posibilidad de compartir el resultado directamente en las redes sociales.
Para poder instalarla, tienes que tener la versión 8.0 de iOS o superior. Y si además quieres aflojar el calcetín un poquito más para salirte de lo básico, dispondrás de filtros adicionales que podrás adquirir dentro de la propia app.